Oficinas

Barcelona

(0 puntuaciones)

Reforma de oficinas bancarias en la Torre Diagonal

Pepe Cortés Asociados

Premio FAD 2007  Interiorismo
Descripción Ficha técnica

Se propone la remodelación de las plantas nobles del banco Sabadell- Atlántico, edificio construido en 1969, obra de los arquitectos Francesc Mitjans y Santiago Balcells. En la planta 22, donde se encuentran los despachos de dirección, se decidió componer en el techo una serie de casetones que permiten ampliar las perspectivas, y plantear la parte central como un único espacio. La distribución de la planta 20 se configura a partir de un corredor acristalado que conduce a las diferentes salas de atención al cliente o boxes de la banca privada. La planta 03, destinada al Consejo, se pretende que participe al máximo del jardín interior proyectado por Bet Figueras.
Con la incorporación del antiguo edificio Atlántico, el Banc Sabadell ha conseguido, por una parte, reunir algunas de sus filiales hasta ahora dispersas por la ciudad y, por otra, ocupar un lugar representativo en el centro de Barcelona.
Ubicado en la confluencia de la calle Balmes con la avenida Diagonal, este edificio de veintidós plantas fue construido en 1969 y es obra de los arquitectos Francesc Mitjans y Santiago Balcells. Es uno de los edificios más representativos, y mejor resueltos, de los llamados “singulares” que se construyeron en Barcelona a partir de finales de los años cincuenta y especialmente durante los años sesenta.
Inspirado en el edificio Pirelli, obra de Gio Ponti, en la ciudad de Milán, resalta por la pureza del volumen y la sencillez de las líneas. El gran prisma central se separa ligeramente de los edificios vecinos para resaltar su esbeltez. Los extremos del prisma, resueltos con paramentos opacos, que esconden los núcleos de comunicación y de servicio, encajonan una fachada resuelta con un muro cortina subdividido en tres tramos verticales. Esto permite unas plantas muy diáfanas, divididas en dos grandes espacios separados por un pasillo de comunicación.
Dentro de un proceso global de reforma interior y puesta al día del edificio, Pepe Cortés recibió el encargo de reformar tres de sus plantas: la 22, con los espacios de dirección; la 20, dedicada a los clientes de Sabadell Banca Privada; y la planta 3, con despachos representativos y la Sala del Consejo.

Planta 22.Dirección
Curiosamente la planta 22 es la que menos altura tiene de todo el edificio. Pero es también la que ofrece las mejores vistas de Barcelona. Allí se encuentran los despachos de Dirección.
Frente a la escasa altura que deja el entramado estructural, se decidió componer en el techo una serie de casetones que amplían las perspectivas. Y lo más importante, se decidió dejar la parte central de la planta como un único espacio, un salón que mira a la ciudad de poniente a levante, entre el Tibidabo y el mar.
La distribución de la planta es muy simple. El vestíbulo de los ascensores se comunica directamente con el espacio de recepción, donde se empieza a disfrutar de la panorámica de Barcelona. Desde este espacio, una gran puerta de madera de ébano con detalles en latón abre al salón principal. Al fondo del salón, otra puerta da acceso a los despachos de Dirección.
La combinación de materiales como la lana, el basalto, la madera de ébano, el latón sulfurizado o el pan de oro, junto a las piezas de mobiliario diseñadas por Carles Riart y las obras de arte seleccionadas por Miquel Molins, confieren a estos espacios el aire exclusivo y a la vez doméstico que se pretendía.
Cabe también destacar la iniciativa del banco para que esta planta, al igual que la planta 3, fuera también representativa en la aplicación de las últimas tecnologías. En este sentido, se ha previsto para toda la planta un sistema de control que permite comandar desde pantallas digitales un sinfín de opciones en función del uso que se le quiera dar a las salas.

Planta 20. Banca Privada
La distribución de la planta 20 se configura a partir del trazado del corredor que desde el espacio de recepción conduce a las diferentes salas de atención al cliente (boxes) de la banca privada.
Como en otras sedes de Sabadell Banca Privada, para cada uno de los boxes se ha seleccionado una combinación de piezas de mobiliario, iluminación y decoración de una década del siglo XX, desde la Secesión vienesa hasta los años setenta.
El recorrido a través del pasillo acristalado se convierte en un pequeño homenaje al diseño contemporáneo, con las vistas de la ciudad de Barcelona como telón de fondo.
Desde el eje longitudinal del edificio, el falso techo de esta planta desciende suavemente hacia las fachadas para salvar el desnivel que hubieran ocasionado las jácenas perimetrales de la estructura.
Se ha prestado una atención especial a las condiciones acústicas que permiten asegurar la intimidad de los boxes. En esta línea, el falso techo de la planta se acaba con placas de un material absorbente; las separaciones entre salas están formadas con dos tabiques de Pladur, separados por una lámina amortiguante impermeable al sonido y con lana de roca en los núcleos; el revestimiento general de las paredes lo forma otro material absorbente, el corcho y los cerramientos acristalados del pasillo que incorporan cortinas de seda.
El pavimento continuo de piedra caliza Capri, de color crudo, y la madera de arce empleada en el mueble perimetral y en toda la carpintería completan la definición general de los materiales de la planta. Además, cada box cuenta con una pared revestida de un material especial acorde a la decoración de la sala.

Planta 3. Consejo
De mayor superficie y de geometría más compleja que las plantas superiores, la planta 3 queda a nivel del jardín interior del edificio y cuenta con dos vestíbulos de acceso.
Si la planta 22 puede leerse como una secuencia de espacios contiguos comunicados por puertas y la planta 22 como el trazado de un pasillo, la planta 3 se caracteriza por la definición del entramado correspondiente a los espacios de circulación.
La intervención llevada cabo en la planta 3 del edificio pretende que los nuevos espacios del Consejo participen al máximo del jardín diseñado por Bet Figueras. Así se entiende el cerramiento acristalado que sustituye al muro cortina de la fachada interior del edificio. Y así se entiende también la voluntad de comunicar visualmente los espacios de circulación con el jardín, una vez encajadas todas las piezas del programa.
Los dos vestíbulos de ascensores dan acceso, a través de puertas automáticas acristaladas, a un amplio espacio de recepción, el corazón del entramado de circulación de la planta. Desde este espacio se aprecia el carácter de la intervención, con paredes revestidas de lamas de fresno blanqueado, pavimentos pétreos oscuros combinados con moquetas de lana y grandes alfombras, algún paramento de pan de oro y una estantería como la única separación visual con la biblioteca habilitada junto a la calle Balmes.
La pieza central de la planta es la Sala del Consejo. Y dentro de la sala, se encuentra la gran mesa redonda diseñada para la ocasión, que se acompaña de un prisma hexagonal negro con monitores y videocámaras totalmente escamoteables mediante mecanismos hidráulicos.



añadir a mi biblioteca


 

+ del mismo autor/es
   
+ del mismo fotógrafo/s
         
         
     
0 comentarios


¿Quieres escribir algún comentario?
Accede para iniciar sesión.
Localización: Avenida Diagonal, Barcelona. Autor: Pepe Cortés Asociados. Pepe Cortés León. Colaboradores: Nacho Ferrer Orenga, arquitecto, Carles Riart, diseñador industrial, Yago Sarri Mata, diseñador industrial, Marifé Bellaubí Guardia, interiorista, y Laura Terés Soler, interiorista. Promotor y Contratista: Banc Sabadell. Fotografía: Luís Casals.
Contacto
Pepe Cortés
Barcelona
Pepe Cortés Asociados

Fotografía
Lluis Casals
Barcelona
www.lluiscasals.com