Intervenciones efímeras

Barcelona

(0 puntuaciones)

Circ Contemporani Català. L’Art del Risc. CCCB

Max Llamazares e Iván Pomés, arquitectos

Finalista Premios FAD 2007  Intervenciones efímeras
Descripción Ficha técnica

Se pretendía instalar una exposición sobre la historia del circo contemporáneo catalán y sus protagonistas. La tesis de partida se asentaba en el mestizaje propio de las artes circenses contemporáneas, especialmente por su imbricación con otros lenguajes escénicos y también por las influencias de artistas y compañías de otros países. Los carteles, las entradas, las fotografías y los objetos relacionados con el universo circense, como las primeras zapatillas de la payasa Pepa Plana, se intercalaban con proyecciones audiovisuales de fragmentos de algunos de los espectáculos más relevantes de las últimas tres décadas. La cuidada arquitectura de la exhibición, estructurada en seis ámbitos, consigue evocar la atmósfera propia de una carpa y ofrece un recorrido dinámico.
La exposición se realizó en una sala de la planta sótano del Centre de Cultura Conemporània de Barcelona (CCCB). El espacio, en origen, de baja altura y constituido por una sucesión de bóvedas, arcos y gruesos pilares tenía una presencia demasiado imponente, y poco sugerente, para una exposición que debía hablar sobre el circo. Así pues, la premisa principal fue la de transformarlo, con el condicionante añadido de que debería ser un montaje itinerante.
Para crear un espacio diferente, y que fuera el carácter del circo el que generara unas formas adecuadas a un discurso tan concreto y tan especial, se estudiaron los elementos y materiales clásicos en las construcciones efímeras de los montajes de circo. Las carpas, las figuras geométricas resultantes de su confección, las portaladas, esas fachadas postizas a modo de entrada con gran carga escenográfica, y el colorido, fueron algunos de los recursos que se utilizaron para transformar de una manera contundente el espacio.
Los diferentes contenidos de la exposición se distribuyeron en seis ámbitos de manera que, aprovechando la estructura repetitiva de la arquitectura de la sala, se creara un juego de perspectiva muy potente que enfatizara todavía más los recursos formales escogidos. Dicha repetición facilitó la comprensión del recorrido.
En general, cada ámbito se resolvió con tres intervenciones. La primera, una portalada en la que se colocara el título del capítulo y un texto explicativo. Potenciaba la perspectiva y al ser atravesada sucesivamente indicaba el cambio de tema de forma clara.
La segunda consistió en un juego geométrico basado en las triangulaciones que aparecen a la hora de resolver las costuras de las lonas de una carpa. A lo largo de una de las paredes de la sala se dispusieron unos volúmenes triangulares que sirvieron simultáneamente para colocar la gran cantidad de imágenes y los objetos que se deseaba exponer.
El hecho de que el discurso expositivo se basara, sobre todo, en la existencia de una gran cantidad de material fotográfico, aportado en múltiples formatos y calidades, hizo que la forma triangular ayudara a distribuir a modo de collage las fotografías en diferentes tamaños, según las posibilidades de resolución de cada una, de una forma estudiadamente libre que acabó reforzando el carácter colorista de la exposición. Alternativamente se sucedieron triángulos con documentación fotográfica y triángulos con vitrinas que se adaptaban a los diferentes formatos de los objetos a exponer y que, colocadas a diferentes alturas, se adecuaban incluso a la visión del público infantil.
La tercera, unas pequeñas salas en forma circular construidas con estructura metálica y paredes de tela en las que se visionaba una colección de películas de diferentes actuaciones circenses.

Composición de la exposición
La exposición consta de seis ámbitos que contemplan, pues, una historia del circo contemporáneo catalán y de algunas de las artes escénicas de riesgo que más han hecho por adaptarse a los modelos actuales, a la vez que unas hipótesis conceptuales sobre los personajes que han protagonizado esta historia y sobre la búsqueda estética que han desarrollado. Los ámbitos son: “Revuelta social, fiesta y riesgo escénico”, centrado en el surgimiento del circo contemporáneo, a partir de 1976, con compañías como Joglars y Comediants; “Nace otro circo”, dedicado a la nueva generación de actores, la mayoría procedentes del teatro independiente; “Las raíces de la renovación” es el pretexto para exponer la relación con el teatro clásico y algunas compañías extranjeras; “La escena del riesgo” se centra en la renovación del mimo, el ilusionismo, las marionetas y el teatro, más allá del circo clásico; “La poética del riesgo: circo contemporáneo” se fija en los actores y en las compañías catalanas; y “Simbiosis: circo y escena de riesgo”, perfila una concepción transversal de las disciplinas del circo.

Contextualización
L’Art del Risc. Circ Contemporani Català propone una mirada sobre los artistas que, en los últimos treinta años, han contribuido a hacer del nuevo circo catalán un fenómeno creativo de gran riqueza. La exposición empieza con el espíritu renovador que las artes escénicas respiraban en Catalunya a finales de la dictadura franquista y llega hasta la actualidad de los artistas de circo – y de otros lenguajes teatrales de vanguardia – que trabajan en Catalunya con aquél espíritu innovador.
El final de la dictadura franquista propició que la ciudadanía conquistara las calles. Muchos de estos ciudadanos eran comediantes, titiriteros, músicos y saltimbanquis que serían, también, protagonistas de una revuelta creativa en las artes escénicas. En aquellos momentos, en todo el mundo, el circo se encontraba en un periodo de declive y empezaba a buscar nuevas salidas estéticas. En este punto Catalunya se sitúa como líder, cronológicamente hablando: en 1976, la compañía La Tràgica estrena el espectáculo Tripijoc Joc Trip, de espíritu claramente circense, y posteriormente, Jaume Mateu y Claret Papiol crean la pareja de payasos Germans Poltrona. A continuación, Jaume Mateu ‘Tortell Poltrona’ lidera el Circ Cric, una iniciativa que reunirá la flor y nata de los artistas jóvenes del país y recibirá un entusiasta eco popular así como el reconocimiento de intelectuales, artistas, poetas y críticos, como Joan Miró, Joan Brossa, Josep-Vicenç Foix o Xavier Fàbregas.
En los treinta años transcurridos desde entonces, los creadores catalanes han optado por una concepción del espectáculo circense en que las disciplinas tradicionales (payasos, acróbatas, trapecistas, equilibristas...) conviven con otras que provienen de otras disciplinas, sean o no escénicas. En un proceso de mutuo enriquecimiento, el circo contemporáneo se deja contaminar y, a la vez, contamina a otras formas artísticas.



añadir a mi biblioteca


 

+ del mismo autor/es
   
+ del mismo fotógrafo/s
 
0 comentarios


¿Quieres escribir algún comentario?
Accede para iniciar sesión.
Emplazamiento: Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB). Autores: Max Llamazares e Iván Pomés, arquitectos (Llamazares Pomés Arquitectura). Diseño gráfico: Claudia van der Kraan, Pilar Velloso. Hobra Design. Colaboradoras: Noelia Failde y Laia Guardiola. Construcción: Croquis. Fotografía: Jordi Anguera. Táctica.
Contacto
Iván Pomés Leiz
Barcelona
Max Llamazares
Barcelona
Fotografía
Jordi (Tactica) Anguera Creus
Barcelona
www.jordiangueraphoto.com