Restaurantes y bares

Manresa. Barcelona

(0 puntuaciones)

Restaurante Nuba

Francesc Rifé, interiorista

Descripción Ficha técnica

Situado en la parte nueva de la población de Manresa, donde se ubican la mayoría de Universidades, pretende dar servicio a diferentes colectivos, bien con un sistema de comida rápida a base de tapas o bien con el sistema más tradicional de sala acomodada, pero sin perder de vista la filosofía de restauración de plato pequeño muy variado. El proyecto se ejecuta en un antiguo almacén industrial de trescientos metros cuadrados totalmente cerrado al exterior, con un acceso por el lateral rehabilitado actualmente como un pequeño parking exterior e utilizado como acceso de proveedores.
El concepto partía de abrir totalmente la fachada hacia el exterior, acción que tuvo que ser contrarrestada con una celosía metálica integrada en los propios huecos abiertos, colocada de forma aleatoria para conseguir el movimiento que a priori le faltaba al edificio. También se intercalan en esta especie de graden, estructuras retroiluminadas donde de forma sutil se emplaza el rótulo del local.
Distribución interior. El acceso al local se ubica en la parte central de la nave, de esta forma se consigue marcar claramente dos zonas del restaurante, la rápida y el comedor. Se accede a un pequeño hall acristalado y delimitado metálicamente con el mismo sistema de celosía irregular, a base de intercalar pletina y tubo rectangular en diferentes planos y sobre un mismo eje. El cristal, de color gris, permite crear una atmósfera interior menos agresiva en relación a la luz natural que siempre salpica el espacio.
Una vez franqueada la entrada, se accede al interior, donde un mostrador de recepción emplazado en la misma estructura de la barra bar, se ocupa de distribuir a los clientes hacia las diferentes alas del local. La barra/mostrador se ha diseñado con granito negro Zimbabwe, como continuación del solado de la entrada; el resto de pavimentos son de resinas epoxi color arena.
El ala este, o zona de bar y tapas, se distribuye mediante una barra que permite sentarse para degustar y una serie de mesas situadas de forma longitudinal al espacio, con vistas al exterior. La zona posterior de la barra se ha construido utilizando chapa negra, para conseguir un fondo neutro, dejando paso a la zona posterior de la cocina, que se deja entrever a través de la puerta central pivotante y del cristal-botellero, donde se sitúa una de las partes de preparación del interior de la cocina. La iluminación de la zona de barra, se ha diseñado con un sistema de perfil tubular integrado al propio techo del local, para conseguir una mayor longitudinalidad del espacio.
La zona de bodega, que queda visible, funciona como telón de fondo de la citada zona de recepción. También se ha proyectado con el mismo sistema de cerramiento que la zona de acceso, integrando la puerta por el lateral y diseñando un sistema de estanterías metálicas para el almacenaje de los vinos. En la parte posterior a la bodega, existe un reservado que permite cerrarse mediante una gran puerta corredera y un acceso a la cocina, con zona de refrigeración y almacenaje.
El ala oeste o sala comedor, se distribuye a partir de un banco corrido, longitudinal a la fachada, diseñado con chapa de hierro y tapizado parcialmente para ubicar las mesas de forma estratégica. El resto del espacio está dividido parcialmente en tres semi espacios mediante una celosía de madera, dejando entre ver todo, pero consiguiendo una relativa parcialidad visual, además de mejorar la acústica del local.
Un privado en la parte posterior también ha sido delimitado por el mismo sistema de cerramiento más un cristal gris como los de la fachada. El resto de revestimiento se conforma mediante delgas con diferentes proporciones recordando de algún modo la propia celosía protagonista de todo el local. Su color arena pretende integrarse completamente con el suelo de resina.
El diseño de una importante lámpara corrida por todo el local, unifica las dos zonas del restaurante y permite concentrar de forma óptima la luz sobre las mesas, consiguiendo una atmósfera mucho más interesante.
La zona de baños está situada en un anexo adosado, al cual se accede por otra celosía interior, como las de fachada, y ha sido tratada con el mismo criterio de revestimiento de delgas verticales monocromáticas y suelos de resinas.



añadir a mi biblioteca


 

+ del mismo autor/es
         
         
         
+ del mismo fotógrafo/s
         
         
     
0 comentarios


¿Quieres escribir algún comentario?
Accede para iniciar sesión.
Localización: Manresa. Barcelona. Arquitecto: Cristian Quintín. Interiorista: Francesc Rifé. Fotografía: Eugeni Pons.
Contacto
Francesc Rifé
Barcelona
www.rife-design.com
Fotografía
Eugeni Pons
Lloret, Girona
www.eugeni-pons.com