Museos y espacios expositivos

Barcelona

(0 puntuaciones)

Museo Can Framis en el 22@. Fundación Vila Casas

Jordi Badia, arquitecto

Premio FAD 2010  Opinión de arquitectura
Descripción Ficha técnica

En contraste con algunos de los edificios más emblemáticos y próximos de Barcelona, Can Framis surge a partir de materiales básicos, preexistencias, formas despojadas y volúmenes rotundos. El conjunto formado por la rehabilitación de dos naves industriales, recuerdo del pasado industrial del poble Nou, junto con el edificio de nueva planta que los une, acaba por configurar una gran plaza que sirve de acceso al museo, convertido en un destacado contenedor arquitectónico, cuya misión es la de albergar una importante colección de pintura catalana contemporánea.

La Fundación Vila Casas
Creada en 1986, la Fundación Vila Casas desarrolla diversas actividades en los campos del arte, la sanidad y la divulgación de la cultura, y atesora una colección de más de ochocientas pinturas de artistas como Frederic Amat, Antoni Clavé, Modest Cuixart, Josep M. Guerrero Medina, Josep Guinovart, Joan Hernández Pijuán, Antoni Llena, Lluís Marsans, Albert Ráfols Casamada, Antoni Tápies, Xavier Valls, Julio Vaquero o Joan-Pere Viladecans.

Recorrido expositivo
El conjunto ocupa una superficie de aproximadamente seis mil metros cuadrados, de los cuales 3.400 están destinados a la exposición, y 400 a las oficinas, el almacén (hay más de 300 obras del fondo que no se exponen) y talleres educativos, dedicados a la multiplicidad de tendencias artísticas que integran las obras del fondo. El taller pedagógico cuenta con una superficie de 90 metros cuadrados y ha sido proyectado para poder acoger las dos líneas curriculares que contemplan buena parte de las escuelas catalanas.
La tipología del espacio expositivo sigue las pautas museísticas contemporáneas en tanto que contempla salas amplias, austeridad formal y el uso del color blanco.
El complejo está rodeado por un gran parque ajardinado y en su parte posterior comunica con la Facultad de Comunicación e Imagen de la Universidad Pompeu Fabra, así como con la Fábrica de los Media, espacio museístico en torno al audiovisual donde se expondrán, entre otras, las más de 15.000 piezas de la colección de objetos de cine Queraltó. Entre sus futuros vecinos se cuenta asimismo el Museu del Disseny o el proyecto que impulsa la galería Metropolitana.

La intervención, según Jordi Badia
El antiguo Barrio del Poble Nou, motor productivo de la ciudad de Barcelona, estaba poblado mayoritariamente por recintos industriales sin ningún interés arquitectónico. Las escasas excepciones que el Catálogo de Patrimonio decidió conservar pueden crear una imagen equivocada de lo que fue este lugar. La realidad es que la mayoría de las construcciones eran muy precarias, sin ningún interés que no fuera el meramente productivo y construidas mediante un proceso continuo de adiciones con técnicas de construcción muy heterogéneas. Can Framis puede ser una muestra de este tipo de construcción y no quiere maquillar la textura de su vieja y deteriorada piel que actúa como contraste con la alta tecnología exhibida en su entorno.

La intervención contemporánea consiste en cauterizar la herida consolidando los testeros y en construir un nuevo edificio que conecta las dos naves existentes, coincidiendo a su vez éste con el trazado de otra antigua nave. De esta manera, los tres edificios configuran un patio que se convierte en el vestíbulo del futuro museo y en espacio para actividades polivalentes.

Todas las intervenciones se materializan con hormigón basto que se funde con los pavimentos. Una capa de pintura gris protege los muros existentes dejando ver su textura (ladrillo, piedra, arcos, cicatrices antiguas de ventanas, etc.), formando un collage contemporáneo de texturas, agujeros y tapiados que es reflejo de los diferentes estratos e intervenciones que ha sufrido el edificio a lo largo del tiempo.

En el interior, la visita se inicia en la cota más alta accediendo desde el ascensor del vestíbulo, consiguiendo así un paseo continuo, de bajada y sin interrupciones del recorrido expositivo. La alta densidad de exposición requerida deja las escaleras como único punto formal del recorrido.
Con la finalidad de potenciar la energía solar característica del Mediterráneo, el interior de buena parte de las naves cuenta con rendijas de luz que iluminan determinadas áreas y armonizan la contemplación de las obras.

El jardín remarca la cota insólita donde se emplazaba el museo, un metro y medio por debajo del nivel de la trama Cerdà, producto de su implantación anterior y se eleva en sus límites para esconder el tráfico rodado. La hiedra que tapizará todo el pavimento y los álamos blancos ofrecerán una imagen melancólica y decadente que potenciará el contraste con el olor a nuevo del entorno.



añadir a mi biblioteca


 

+ del mismo autor/es
         
+ del mismo fotógrafo/s
         
         
     
0 comentarios


¿Quieres escribir algún comentario?
Accede para iniciar sesión.
Situación: Isla ‘Can Framis’, Distrito 22@. Poble Nou. Barcelona. Autor: Jordi Badia, arquitecto. Colaboradores BAAS: Jordi Framis, director de proyecto, Marta Vitório, Mercè Mundet, Moisés Garcia, Miguel Borrell, Daniel Guerra. Estructuras: BOMA, Josep Ramón Solé. Instalaciones: PGI. Mediciones y presupuesto: FCA Forteza Carbonell Associats. Paisajismo: Martí Franch. Project Management: Layetana. Constructora: Construcciones San José. Promotor Fundació Vila Casas. Layetana. Fotografía: Pedro Pegenaute
Contacto
Jordi Badía
Barcelona
www.jordibadia.com
Fotografía
Pedro Pegenaute
Barcelona
www.pedropegenaute.es