Hoteles

Alcalá de Henares. Madrid

(0 puntuaciones)

Parador de Alcalá en el Colegio de Santo Tomás

Aranguren & Gallegos Arquitectos. Mª José Aranguren López y José González Gallegos

Descripción Ficha técnica

Los autores han culminado con éxito el reto de llevar a término un arriesgado proyecto que partía de la idea de convertir las instalaciones de estilo renacentista del antiguo Colegio-Convento de Santo Tomás, en Alcalá de Henares, en un ejemplar conjunto hotelero, recuperando la arquitectura original de este histórico entorno monacal, diseñando una nueva construcción en el marco de un lenguaje contemporáneo y singular.
El antiguo Colegio-Convento de Dominicos de Santo Tomás y, posteriormente, cárcel de Alcalá de Henares, ocupaba un edificio del siglo XVII fundado por Don Carlos de Mendoza, deán de la Catedral de Toledo. El convento, construido de ladrillo visto sobre zócalo de sillería de piedra, ha sido recuperado del estado ruinoso en el que se encontraba tras un incendio en la cubierta en el año 1998.
El conjunto del antiguo Convento-Colegio de Santo Tomás está formado por una iglesia y un claustro adosado a ella, siguiendo la traza y esquema habitual de la arquitectura conventual española. Contiguo a la edificación y ocupando el resto del solar, existe un espacio limitado por una tapia perimetral que constituía la antigua huerta y jardín del conjunto monacal. La intervención ha tenido como objetivo recuperar esa dualidad de edificio claustral y el espacio ajardinado vinculado a él, mediante la edificación necesaria para completar el programa del nuevo Parador, que se extiende sin sobrepasar la altura de la tapia perimetral preexistente y el extenso jardín perforado, tallado, por múltiples y diversos patios que generan una interesante variedad de espacios de habitación vinculados a ellos. De esta manera, el proyecto hace desaparecer la “inevitable” nueva edificación hotelera, la cual queda, finalmente, oculta bajo el jardín de la huerta y tras la tapia que lo limita con la ciudad.
La necesidad de alojar una gran superficie destinada a salones y comedores ha llevado a plantear la duplicación del actual claustro mediante otro análogo y contiguo, que produce una secuencia de tres salones-comedores con los dos claustros intermedios, que durante un periodo largo del año pueden ser utilizados como estancias exteriores de ampliación de los mencionados comedores. Este nuevo claustro dispone de unos frentes de carácter metálico y lenguaje contemporáneo de celosías de malla de acero que operan como filtros “conventuales” entre este nuevo patio central y los espacios exteriores continuos.
La solución adoptada de grandes superficies de patios y jardines, vinculados a las habitaciones del hotel, responde al deseo de ofrecer unos nuevos espacios sensibles a las preocupaciones medioambientales. Un edificio “horizontal y verde” frente a otra posible alternativa de edificio vertical.
El complejo hostelero cuenta con un total de 21.000 metros cuadrados de superficie construida (de los que 1.000 metros cuadrados se dedican a espacios y salones polivalentes para celebrar todo tipo de eventos) y 9.000 metros cuadrados de zona ajardinada. El conjunto alberga un total de 128 habitaciones, una docena de salas polivalentes, dos centros de negocios, un restaurante y una cafetería, aparcamiento para 124 plazas y de autobuses, además de spa y piscina exterior.
El resultado final de la intervención consigue crear una atmósfera de bienestar y tranquilidad, inspirada en las antiguas formas clausúrales ya que, en su interior, las tonalidades arenas, grises y beiges y la combinación de materiales contrapuestos en la fabricación del mobiliario (madera, cuero, piedra, cristal, metal y tejidos de relajantes texturas), consiguen un ambiente sobrio y cálido sobre el que se han aplicado las últimas tecnologías en iluminación, obteniendo espacios de una gran confortabilidad.
En los pasillos, celosías de madera filtran la luz natural que viene del exterior, consiguiendo un ambiente cálido y relajante. En las habitaciones, con los cuartos de baño integrados, destaca el contraste de las maderas oscuras del mobiliario y suelo, con las tonalidades claras de los textiles que completan los entornos más íntimos. El spa del hotel se encuentra bajo las bóvedas de la antigua iglesia del convento; enormes caracolas de cristal traslúcido ocultan las cabinas de ducha y masaje.



añadir a mi biblioteca


 

+ del mismo autor/es
     
0 comentarios


¿Quieres escribir algún comentario?
Accede para iniciar sesión.
Localización: Colegios 8-10, Alcalá de Henares. Madrid. Proyecto / Dirección Facultativa: Aranguren & Gallegos Arquitectos. Autores: Mª José Aranguren López y José González Gallegos. Colaboradores: Pablo Aranguren López, Luis Burriel Bielza, Silvia Díez González, Pablo Fernández Lewicki, Simón Francés Martínez, Mónica Fresno Fernández, Blanca Juanes Juanes, Isabel Martínez Abascal, José Antonio Rodríguez Casas, Javier Rubio Montero, Marta Sorribes Gil, José Antonio Tallón Iglesias, arquitectos, y Arturo Alberquilla Rodríguez, Roberto Ortiz De Landázuri Monagas, estudiantes de arquitectura. Arquitecto técnico: Fernando Pérez Marcos. Estructuras: Ceider. Instalaciones: Etinsa. Iluminación: LPM. Project Management : Idom. Constructor: Dragados. Elecsa (Instalaciones). Promotor: Paradores de Turismo. Fotografía: Hisao Suzuki.
Contacto
Aranguren & Gallegos
MADRID
José González Gallegos
MADRID
María José Aranguren
Madrid