Parques y jardines

Fuente de la Magdalena, Jaén

(0 puntuaciones)

Raudal

Francisco Javier Castellano Pulido (CUAC Arquitectura), Rubens Cortés Cano (M57 Arquitectos), y Noelia Martínez Martínez, arquitectos

Finalista Premios FAD 2010  Ciudad y paysaje
Descripción Ficha técnica

Este viejo rincón de la ciudad de Jaén, llega a convertirse, mediante la sutil y respetuosa intervención de los arquitectos, en una intensa experiencia subacuática que permite recomponer las trazas de un importante enclave histórico.

Situada en una de las zonas urbanas de mayor trascendencia histórica, la Fuente de la Magdalena ocupa una de las principales terrazas de la ciudad romana y el epicentro de la ciudad omeya de Yayyan. Ya en el siglo I se creó la primera gruta que dio origen a un manantial, de donde nació una importante tradición religiosa centrada en el culto al agua que dio nombre a la ciudad de Aurgi (Jaén). Este espacio, originalmente concebido como un ninfeo en la época romana, sirvió como equipamiento comunitario y como aljibe para almacenamiento. La fuente está declarada Bien de Interés Cultural, es escenario de la Leyenda del Lagarto de Jaén, catalogada por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y declarada como uno de los diez Tesoros del Patrimonio Cultural Inmaterial de España.

La Fuente de la Magdalena ocupa un espacio descubierto de noventa metros cuadrados, entre una hilera de viviendas estrechas y alargadas, medianeras unas con otras situadas en el barrio de la Magdalena, en la parte alta del centro histórico de Jaén. El perímetro de la planta viene determinado por una fachada simétrica con un gran arco de medio punto y un muro interior de tres tramos, dos rectos y medianeros con las viviendas vecinas y uno semicircular de carga.

El proyecto recupera la escalinata semicircular que resolvía originalmente la diferencia de cota entre la calzada y la base del arco de entrada, cuyos restos se encontraron en una excavación arqueológica anterior.

La propuesta resuelve el acceso por el gran arco de medio punto existente mediante una puerta corredera de dos hojas y está realizada en chapa perforada de acero. El resultado es un velo ligero y continuo que permite la continuidad urbana y la visión de la Alcazaba de Jaén.

Desde la entrada por el gran arco de medio punto, la imagen que se ha construido se ha reducido a un plano horizontal de vidrio y agua, cuyos límites se pierden donde empieza la percepción de los tapiales y muros de contención de piedra. La altura que adquieren los muros de vidrio y el nivel del agua está relacionada con las huellas del nivel freático máximo dejadas en la gruta del manantial.

La construcción en vidrio permite percibir este lugar desde el exterior como un espacio inundado. Sin embargo, entre la lámina de agua y los muros perimetrales, el suelo de vidrio se convierte primero en escalinata y luego en escalera, conduciendo lentamente hasta el extremo opuesto. Allí, una vez por debajo de la lámina de agua, se descubre un espacio próximo a un aljibe; una gran burbuja de aire utilizada como espacio interpretativo, donde aparecen los raudales principales que distribuían el agua. Aquí, al final de este breve e intenso descenso, se interpreta la historia del Raudal de la Magdalena, descubriéndose la posibilidad de acceder a un nuevo recorrido por el interior de la infraestructura subterránea.



añadir a mi biblioteca


 

Planos y extras
+ del mismo autor/es
   
+ del mismo fotógrafo/s
         
         
     
0 comentarios


¿Quieres escribir algún comentario?
Accede para iniciar sesión.
Situación: Fuente de la Magdalena. Jaén. Autores: Francisco Javier Castellano Pulido (CUAC Arquitectura), Rubens Cortés Cano (M57 Arquitectos), y Noelia Martínez Martínez, arquitectos. Colaboradores: Raúl Melguizo y Álvaro Castellano. Contratista: Terra Elvira. Promotor: Excmo. Ayuntamiento de Jaén. Fotografía: Javier Castellano Pulido / Javier Callejas Sevilla.
Contacto
Javier Castellano
Granada
Rubén Cortés Cano
Granada
Noelia Martínez Martínez

Fotografía
Javier Callejas
Granada