Viviendas unifamiliares

Madrid

(0 puntuaciones)

TSM3, vivienda en Madrid.

Carlos Arroyo, arquitecto

Descripción Ficha técnica

Inestabilidad, sostenibilidad y movilidad constituyen los puntos de partida de esta interesante reflexión arquitectónica llevada a cabo en el centro de Madrid, que abre caminos hacia la forma de actuar en situaciones de gran fragilidad urbana que deben de resolver programas funcionales atípicos y cambiantes.
TSM3, la “casa inestable”, tal y como la definen sus autores, combina la restauración de la planta baja de una propiedad de 59,80 m² entre medianeras en el centro de Madrid, y la construcción de 2,5 nuevas plantas en la parte superior, con un total de 154 m². El diseño desmaterializa la construcción original en un sistema flexible de vivienda y/u oficina que puede cambiar en cualquier momento.
Todos los elementos que definen el espacio habitable se encuentran en estado de flujo; son cambiantes. La arquitectura no se define con elementos tectónicos fijos como estructuras, paramentos o huecos, sino a través de una serie de dispositivos que producen acciones o que permiten situaciones y relaciones dentro del espacio. Estos dispositivos son adminículos de “hiperdensidad”, elementos pequeños y sencillos que sirven para multiplicar las posibilidades de uso dentro de un mismo espacio.
La fachada pretende ser una reproducción de la arquitectura tradicional Madrileña, cumpliendo las ordenanzas municipales del centro histórico, pero la construcción ligera con técnicas actuales, permite la transformación de la relación entre exterior e interior, provocando un “interfaz” entre el cambiante aspecto exterior y un interior versátil.
Las piezas móviles permiten componer tres tipos de fachada:
-Según criterios de transmisión de cargas, criterios visualmente gravitatorios.
-Según criterios geométricos. El cerramiento se entiende como una piel, como un tejido cuyas leyes de composición son abstractas y autónomas.
-Según la auto-composición resultante de la relación deseada entre interior y exterior, atendiendo a factores ambientales como iluminación, soleamiento, ventilación y humedad, y factores relacionados con la privacidad y las vistas, pudiendo modificar la relación entre el espacio privado y el espacio público.
El preceptivo revoco de cal “a la madrileña” se reduce, en este caso, a un espesor de 1,5 mm aplicado sobre bastidores de acero lacado y paneles de aislamiento térmico de celda cerrada. El azul celeste del revoco es un color tradicional del barroco en Madrid, pero también el color del aislamiento, sumándose aquí el imaginario tradicional con el desarrollo de una cultura de la sostenibilidad.
El edificio es inestable en el sentido literal de la palabra. Se levanta sobre una estructura de ladrillo macizo existente en planta baja, con muros de carga originales del siglo XVIII, pero sólo la mitad de la planta es accesible por la vigencia de un derecho de uso sobre la otra mitad, en poder del convento vecino. En consecuencia la mitad del edificio está construida en voladizo sobre el convento, sustentándose mediante perfiles de acero con pintura de protección azul, que atraviesan el espacio haciendo visible el esfuerzo estructural.
La tecnología, como la casa, también es “inestable”. Las paredes se desatornillan con el objeto de transformar fácilmente las prestaciones técnicas del edificio. Las instalaciones principales se concentran en un pasaje central que permite incluso agregar o eliminar zonas húmedas en función de las necesidades del programa sin desperdicio de energía gris.
En la planta baja y sótano el espesor de las paredes de ladrillo proporciona masas de gran inercia térmica que puede ser reconducida a través del espacio central, con aberturas corredizas de vidrio. La cubierta ajardinada incluye una pared que funciona como invernadero para acumular calor, o bien como chimenea solar para crear una corriente de aire fresco a través del sótano y por las troneras situadas bajo la estrecha calle.



añadir a mi biblioteca


 

+ del mismo autor/es
   
+ del mismo fotógrafo/s
         
         
     
0 comentarios


¿Quieres escribir algún comentario?
Accede para iniciar sesión.
Localización: Madrid Arquitecto: Carlos Arroyo Arquitectos, Carlos Arroyo y Vanessa Cerezo Producción: Manuel Ocaña Estructura: BEdV , Baroja Estévez del Valle Fotografía: Miguel de Guzman
Contacto
Carlos Arroyo
Madrid
Fotografía
Miguel De Guzmán
Madrid
www.imagensubliminal.com