centro cultural

Dilbeek, Bélgica

(0 puntuaciones)

Academia de Música, Interpretación y Danza en Dilbeek, Bélgica.

Carlos Arroyo y ELD partnership, arquitectos.

Descripción Ficha técnica

La reflexión sobre forma, función e imagen, está presente en este sugerente proyecto en el que, la colaboración entre arquitectura y artes plásticas, marca un camino que facilita su comprensión.

El cinturón neerlandófono de Bruselas, tiene al oeste una capital cultural oficiosa en Dilbeek, sede del Centro Cultural Westrand y sus distintos equipamientos. La Academia MWD refuerza esta polaridad, ofreciendo enseñanza de música, interpretación y danza, y un auditorio-teatro.
El nuevo edificio se sitúa en el centro de Dilbeek, en un contexto difícil por la variedad de situaciones adyacentes: al sur, la plaza mayor (Gemeenteplein) con el ayuntamiento y los restaurantes locales; al oeste CC Westrand, con los volúmenes monumentales del edificio brutalista de A.Hoppenbrouwers; hacia el norte Wolfsputten, un área protegida de bosques naturales; y hacia el este un compacto grupo de villas suburbanas con cubiertas a dos aguas según la imagen arquetípica de la granja.
La cuestión era cómo armonizar las distintas situaciones, y al mismo tiempo producir un edificio con una calidad propia.
En primer lugar, con el volumen. El nuevo edificio es una transición suave entre la escala de las viviendas unifamiliares y la imponente presencia del CC Westrand.
Después, con la forma. Las cubiertas a dos aguas a lo largo de la calle reflejan las casas del otro lado, pero convirtiéndose en un gran voladizo que mira a CC Westrand cara a cara.
En tercer lugar, con la función. La única entrada es por el lado Westrand. Nada sucede en los perímetros más domésticos, ni los más naturales. Sólo en el lado que mira al centro cultural, donde el auditorio se levanta del suelo, creando un espacio público cubierto ante el acceso a la academia.
Por último, con la imagen. La fachada dinámica crea un efecto óptico. Si caminas hacia los árboles, ves árboles. Es una imagen de Wolfsputten. Si caminas en la dirección opuesta, ves los colores de Hoppenbrouwers.
Alfons Hoppenbrouwers, el arquitecto de CC Westrand, era un experto en colores. Dedicó gran parte de su tiempo a la pintura, y de hecho, la fachada del nuevo edificio, según caminas hacia el de Hoppenbrouwers, se basa en una de sus pinturas. Su trabajo bidimensional es una combinación de matemáticas y color. Líneas, medidas, geometría, ritmos, color y textura. Esos son también los ingredientes de la música, y de hecho varios de sus cuadros son interpretaciones de piezas musicales, como el que compone el alzado de la Academie. Es el Canon a 36 voces del polifonista flamenco Johannes Ockeghem.



añadir a mi biblioteca


 

+ del mismo autor/es
   
+ del mismo fotógrafo/s
         
         
     
0 comentarios


¿Quieres escribir algún comentario?
Accede para iniciar sesión.
Situación: Dilbeek, Belgica. Arquitecto: Carlos Arroyo Arquitectos, Madrid. Arquitectos Asociados: ELD partnership, Amberes. Cálculo de estructuras: Norbert Provoost, Gante. Cálculo de instalaciones: Ingenium Engineering, Brujas. Contratista: Kumpen. Jefe de Obra: Pieter Broekaert. Cliente: Gemeentebestuur Dilbeek. Fotografía: Miguel de Guzmán.
Contacto
Carlos Arroyo
Madrid
Fotografía
Miguel De Guzmán
Madrid
www.imagensubliminal.com