Instalaciones deportivas

Barakaldo, Bizkaia.

(0 puntuaciones)

Cobertura de una instalación polideportiva

Carlos Garmendia, Iñaki Tanco y Imanol García de Albéniz, arquitectos.

Descripción Ficha técnica

Versatilidad, contundencia y transparencia, constituyen las principales características de esta intervención que, finalmente, otorga categoría arquitectónica a un sencillo trabajo de cubrición de una pista polideportiva.

El cliente planteaba en un principio, la necesidad de dar cubierta a un espacio de juego dentro de un ámbito escolar, marcado por la existencia de un solar escalonado, con importantes desniveles y la proximidad de grandes patios situados a diferentes alturas.

Ante esta problemática, los autores decidieron llevar a cabo la cubrición por medio de un volumen icónico, potente y directo, atractivo desde todos los diferentes puntos de vista y perspectivas a los que se encuentra sometido y que a su vez pudiera llegar a convertirse en una nueva referencia para el lugar y su entorno.

La necesidad de crear un elemento que, sin perder su categoría como valor espacial, permitiera la entrada de luz natural en su interior, facilitó la decisión del uso de la chapa perforada como cerramiento vertical.

Unos grandes pilares de hormigón prefabricado junto con unas vigas de madera laminada consiguen salvar los 35 metros de luz necesarios para ubicar en su interior las pistas deportivas y toda esta estructura se recubre, finalmente, con una piel metálica sólida y potente en su aspecto exterior pero poco aparente en su condición de espacio interior.

Esta piel metálica está formada por lamas de chapa perforada de color azul de tres tipos, que recuerdan los elementos gráficos propios de un código de barras, en el que una línea fina, una línea gruesa y un espacio amplio crean una alternancia no rítmica. Intercalando estos tres elementos a lo largo de toda la fachada, se consigue un atractivo resultado final que permite personalizar sus códigos con el objetivo de dibujar sutilmente en su cara Sur y principal, el nombre del centro escolar.

Este mismo lenguaje se utiliza para componer otro importante elemento estructural, el pórtico, que resguarda la portería dialogando con la fachada azul, pero ocultándose en sí mismo con el objeto de no competir con ella.

Los propios ángulos de las chapas perforadas crean una agitada composición que rompe la monotonía del volumen, provocando sombras propias y arrojadas diferentes en cada encuentro y tamizando la luz natural con el fin de crear un espacio interior agradable en el que practicar el deporte, protegidos de las condiciones climáticas.



añadir a mi biblioteca


 

Planos y extras
0 comentarios


¿Quieres escribir algún comentario?
Accede para iniciar sesión.
Situación: Cruces, Bizkaia. Autores: Garmendia Arquitectos. Carlos Garmendia, Iñaki Tanco, Imanol García de Albéniz, Rafael Arrizabalaga. Colaboradores: TCGA arquitectos, EIPA. Promotor: Colegio Salesianos San Juan Bosco. Constructora: Bikani. Fotografía: Carlos Garmendia Fernández.
Contacto